¿Cómo se debe disfrutar del cognac?

Hace mucho que quedó atrás el viejo cliché que reservaba el cognac a aquella imagen del fumador de puros sentado frente a la chimenea. Si bien es cierto que determinados cognacs realzan los aromas de un puro de calidad, el cognac es una bebida de la que se puede disfrutar en todas partes y de muchas formas distintas.

Se puede tomar solo, con hielo o con un poco de agua, por ejemplo. En Martell no recomendamos que se temple el cognac, ya que realza en exceso su alcohol y libera los aromas demasiado pronto. También recomendamos que se utilice una tulipa, en lugar de una copa balón, ya que permite apreciar mucho mejor toda la gama aromática del cognac.

El cognac también se puede combinar con una gran variedad de bebidas y cócteles. Si le apetece probar algunos de nuestros cócteles de Martell, consulte el apartado Coctelería.