¿QUÉ TIPO DE COPA VA MEJOR CON EL COGNAC?

Generalmente se recomiendan dos tipos de copas para capturar los sutiles aromas del cognac: la tulipa y la copa balón. Aparte de los aspectos prácticos, la copa juega un papel muy importante a la hora de saborear y disfrutar el cognac. Su tamaño y forma ayudan a liberar y acentuar el bouquet del cognac.

La elección de los especialistas: la tulipa
Los expertos, especialmente los maestros bodegueros, tienden a utilizar las llamadas tulipas para sus catas, ya que retienen mejor la esencia del cognac. La forma de esta copa, más estrecha en la parte superior que en la inferior, concentra y hace circular los aromas, facilitando su degustación.

La elección clásica: la copa balón
Esta es la copa más comúnmente utilizada para servir cognac en todo el mundo y es perfecta para el aficionado cultivado. Si se pretende apreciar toda la intensidad aromática del cognac, recomendamos la copa balón de 25 cl.

En cualquier caso, elija una copa tulipa o balón, asegúrese de que sea de cristal transparente, ya que beber cognac también implica deleitar la vista con su color y redondez.