Se puede tomar solo, con hielo o con un poco de agua, por ejemplo. También se puede combinar con refrescos de calidad, como la soda o la limonada tradicional, o utilizarlo en coctelería. 

Si le apetece probar algunos de nuestros cócteles con coñac Martell, consulte el apartado Coctelería.